Prevención, detección y denuncia del abuso infantil

El abuso infantil es "cualquier conducta, que por acción u omisión, dañe la salud física o emocional de un menor de 18 años". Montt (2003).

Es toda forma de perjuicio, castigo, humillación o abuso físico o psicológico, descuido, omisión o trato negligente, malos tratos o explotación sexual, incluidos los actos sexuales abusivos y la violación y en general toda forma de violencia o agresión sobre el niño, la niña o el adolescente por parte de sus padres, representantes legales o cualquier otra persona. Ley 1098 de 2006.

DSC_0802.jpg

Signos de alarma

Los niños pueden presentar signos de alarma de tipo físico o psicológico, si identifica alguno de los siguientes signos en el menor, existe la posibilidad de que sea víctima de algún tipo de abuso:

Signos físicos

  • Hemorragias en la zona genital, bien sea el pene, la vagina, el ano o el perineo.

  • Cualquier signo de una enfermedad de transmisión sexual: secreciones sospechosas de olor y color extraños, protuberancias en la zona genital, como verrugas y lunares, que no estuvieran allí antes, entre otros.

  • Ruptura del himen antes de la pubertad o del esfínter del ano, siempre y cuando no esté asociado a un accidente o enfermedad.

  • Hematomas (morados), quemaduras, laceraciones o cualquier otro tipo de herida.

  • Manifestación clara y frecuente de dolor sin causa aparente.

  • Aparente agotamiento permanente (que puede ocurrir como parte de un cuadro depresivo a causa del abuso).

  • Manifestación de alguno o varios de los siguientes trastornos:
    A. Enuresis: acción involuntaria de orinar, usualmente en las noches.
    B. Encopresis: defecación involuntaria.
    C. Alimentario: falta de apetito o, por el contrario, apetito desmesurado.

  • Conducta sexualizada; es decir, comportamientos de tipo sexual que, por imitación, manifieste un niño y que no corresponden a su comportamiento normal.

  • Cualquier signo de la depresión, como evitar hábitos de higiene personal, agresividad, automutilación, pensamientos o conductas suicidas, falta de motivación o interés en lo que solía interesarle al niño, etc.

  • Conductas antisociales, como fugas, vandalismo, hurtos, etc.

Signos psicológicos

DSC_0107.jpg

¿Qué hacer si sospechas de un caso de abuso infantil?

Si sospechas que un menor de edad que conoces es víctima de abuso físico, emocional o sexual, denúncialo a través de cualquiera de las siguientes rutas de apoyo:

1. Instituto Colombiano de Bienestar Familiar

  • Línea gratuita nacional ICBF: 01 8000 91 80 80.

  • Línea nacional de denuncias, emergencia y orientación: 141.

2. Fiscalía General de la Nación

  • Línea gratuita nacional de denuncia, marcando desde un celular: 122, opción 2.

  • En Medellín: 5903108, extensión 44306, 44308, 44320. También puedes dirigirte al Centro de Atención Integral a Victimas de Abuso Sexual (CAIVAS) en la dirección Cra 44A # 31-156.

  • Correo de atención y denuncia: denunciemoselabusosexual@fiscalia.gov.co.

3. Policía Nacional

  • A través de la Línea gratuita nacional de emergencias 123.